Talento en el ADN

Talento en el ADN

15/07/2014

Se dice que la experiencia es un grado, un valor asociado a la veteranía. A Jack DeJohnette lo asisten cinco décadas de ejercicio jazzístico, pero sus números de almanaque no valdrían de nada si no estuvieran ligados al concurso activo del ejercicio artístico y creativo, siendo uno de los protagonistas cardinales de la historia moderna del género. Pero que nadie se lleve a engaños: este hombre ya era un experimentado en los años 70, porque ya entonces se había embarrado en todos los buenos charcos del jazz. Y un pedazo de todas sus salpicaduras regó el suelo de la 38ª edición del Getxo Jazz. Aquí el artículo completo en El Mundo.es

Compártelo en Facebook   Compártelo en Twitter

«volver

¿Quieres contactar con nosotros?





Newsletter
¿Quieres recibir nuestras últimas noticias en tu email?